¿Cómo funciona el contrareembolso? [Con pros y contras]

El contrareembolso es una de as formas más usadas en los pagos a distancia, sobre todo en operaciones por Internet o teléfono. Pero, ¿cómo funciona exactamente? ¿Es tan seguro como dicen?
En este artículo analizaremos sus detalles para encontrar sus ventajas e inconvenientes, de manera que seas tú quien decida si te convence o no.

¿Cómo funciona el contrareembolso y qué es?

El contrareembolso consiste en realizar el pago por un producto a la persona que te lo lleva a casa en el momento que te lo entrega. Dentro del pago se incluyen los recargos que cobra la compañía de transporte por esa opción.

De esta forma, es la compañía de transporte quien hace llegar el dinero al vendedor una vez que el comprador ya ha recibido el producto.
Como comprador tienes que indicar la dirección donde recibir el paquete, estar en casa cuando venga el repartidor y tener preparado el dinero en efectivo.
Como vendedor deberás acudir a la empresa de transporte donde hacer el envío (Correos, SEUR, MRW, etc.) con el objeto bien empaquetado y sellado, pagar por el servicio, indicar la dirección donde debe llegar el artículo y esperar unos días a cobrar.

Ventajas del contrareembolso

La mayor ventaja del contrarembolso es que el pago no se hace por adelantado. A diferencia de un envío ordinario o certificado, el comprador puede estar seguro que su dinero no se enviará para luego no recibir nada.
Además, si no estás en casa en el momento que llega el repartidor, puedes ir a recoger el paquete a las oficinas de la empresa de transporte.

Inconvenientes del contrareembolso

Podría parecer que la seguridad es su gran ventaja y que el contrareembolso no tiene inconvenientes, pero estás equivocado. Ahí van 4 de bastante importantes.

  1. El precio. Las tarifas por elegir este tipo de envío y pago suelen ser caras.
  2. El máximo de dinero a pagar. Como se tiene que dar el dinero al transportista, normalmente a mano, suele haber un límite en la cantidad de dinero que se puede pagar, alrededor de 1000 euros.
  3. Un comprador graciosillo. Si la persona que compra el artículo solo quiere j***, puede que indique una dirección que no es la suya o que nunca abra al repartidor ni vaya a recoger el paquete. Si pasa eso, al cabo de dos semanas el vendedor recibirá de vuelta el producto que envió, no se le retornarán los gastos de envío que adelantó y es posible que se le cobre por la devolución.
  4. Un vendedor que envía tomate frito. En el contrareembolso recibes el paquete y, antes de abrirlo, tienes que pagar. Eso es un riesgo, ya que puede que dentro de ese envoltorio haya un tetrabrik de tomate en lugar de un iPhone 6.

La mejor alternativa al contrareembolso

Si repasando los inconvenientes que tiene pagar y enviar un paquete contrareembolso te has preguntado si hay alguna forma realmente segura para hacer esta operación, estás obligado a seguir leyendo.

Porque thelemonapp es la solución.

Enviar artículos de segunda mano con thelemonapp es muy fácil y no existe posibilidad de fraude. Eso es gracias al método escrow: El comprador realiza el pago, que se guarda en una cuenta ajena hasta que llega el producto y comprueba (durante 48 horas) que es como se había acordado. Es tras esa comprobación cuando el vendedor recibe el dinero. Si se quisiera devolver el producto, thelemonapp se haría cargo de los gastos de devolución.
Además, no hace falta moverse de casa gracias al acuerdo entre thelemonapp y SEUR. La empresa de transportes se encarga de ir personalmente a casa del vendedor y llevar el artículo a casa del vendedor.

Si tienes alguna duda, ¡pregúntanosla sin compromiso!