Si buscas aspiradoras baratas y buenas, las aplicaciones y webs de segunda mano son tu salvación. En ellas puedes encontrar las mejores marcas del mercado a un precio muy económico pero debes estar alerta. Hay una serie de cosas que deberías mirar antes de dejar tu dinero en manos del vendedor ya que podría ser que la aspiradora no estuviese en tan buen estado como dice el anuncio (ya sea con voluntad de estafar como por desconocimiento).

A continuación te damos una serie de consejos básicos sobre qué partes de la aspiradora deberías analizar para asegurarte que no estás comprando un cacharro que dejará de funcionar en poco tiempo.

Presta mucha atención en el último punto, sobre todo si tienes que hacer la compraventa a distancia. Si, en cambio, quedas personalmente con esa persona de la aplicación de segunda mano, hazlo en una casa. Así podrás probar que todo funciona correctamente antes de pagar.

Aspecto externo

Agáchate y mira detalladamente que la aspiradora de segunda mano no tiene golpes y rasguños que evidencien que se ha usado sin cuidado. Si el aspecto exterior está mal, imagínate el interior.

Incluye todos los accesorios

Como mínimo, la aspiradora debería incluir la manguera, el tubo y la boquilla básica. Encontrar esas piezas sueltas puede ser una odisea, así que deberías preguntar si están incluidas antes de quedar. Si también se dan otras boquillas, recambios y cepillos, se debe valorar.

Potencia de la aspiración

La potencia de aspiración, en gran parte, determinará si tendrás que pasar 80.000 veces por esa alfombra o con un par ya bastará. Un atasco en la manguera puede provocar que se pierda potencia, así que debería comprobarse.

Filtros limpios

Una acumulación de polvo, pelos y suciedad en los filtros también dificultará el aspirado, ya que evitarán que pase el aire como debería.

Adaptador de bolsa en buenas condiciones

La bolsa se puede cambiar, pero su adaptador es más complejo de reparar. Si no está en buenas condiciones, hay el riesgo de que la bolsa se suelte y devuelva el polvo.

Si funciona con batería, ¡al loro!

La batería de una aspiradora debería aguantar de forma autónoma, como mínimo, unos 30 minutos. Si dura menos, su vida útil estará llegando a su fin y seguramente deberás tenerla enchufada a la corriente como una aspiradora normal.

La compra y el envío tienen que ser seguros

Por último, un consejo tanto para comprar una aspiradora usada como cualquier otro artículo de segunda mano. Si vas a necesitar pagar a distancia y que te envíen el producto a casa, LemonPay es la mejor solución. Se evita cualquier tipo de fraude gracias al método escrow, que consiste en que el pago se deposita en una cuenta aparte hasta que el comprador recibe el producto y lo revisa. Tiene 48 horas para comprobar que todo va bien y, de lo contrario, podrá devolverlo sin ningún cargo.

Prueba la App Fratis

¡Compartir te hace mejor persona!

Leave a comment