Este artículo va dedicado a las mamás primerizas. Quien ha pasado por esa experiencia hubiera agradecido mucho que alguien le explicara esto en lugar de descubrirlo a base de un constante ensayo y error. Y es que ahora leemos la típica lista de nacimiento sugerida por una tienda de puericultura y dan ganas de tirarnos al cuello de la dependienta al grito de ¡estafadora!


Internet está lleno de listas de cosas indispensables para tu bebé, y también para la mamá. Pero lo cierto es que detrás de la mayoría de esas listas existen fines comerciales, o la mano de un redactor/a sin experiencia en maternidad que se limita a replicar lo que lee.

Menos mal que os hemos preparado este artículo para que no caigáis en errores. Y si es tarde, siempre te quedará la ayuda de Lemonpay para vender todos esos artículos que no usamos ni usaremos nunca y sólo ocupan espacio en casa.

Cosas de bebés “baratas” pero inútiles

Muuuucha ropa talla 0

Olvídate de la talla 0, a la mayoría de bebés no les vale y al resto les sirve apenas una semana. A no ser que tu bebé nazca antes de la fecha de parto o venga pequeño, empieza a comprar por la talla 1. Y ten en cuenta que probablemente el segundo mes debas saltar ya a la talla 3.

Juegos de sábanas para minicuna o cuna

Los bebés no necesitan sábanas, únicamente bajeras para el colchón. Las sábanas son peligrosas, puesto que pueden llegar a cubrirles la cara y dificultar la respiración. Usa saquitos de distinto grosor según la temporada. Con dos para alternar mientras uno se lava tienes suficiente. Dejarás de sufrir por si se mueve, se destapa, se tapa la cara…

Biberones, calientabiberones y tetinas

No tienen sentido si le vas a dar el pecho, confía en ti misma. A veces cuesta un poco establecer la lactancia, habla con tu comadrona si necesitas apoyo. Suplementar con biberones a un bebé que toma el pecho siempre es mala idea, corres el riesgo de que rechace el pecho después. Ya tendrás tiempo de sobras para comprar biberones, si es que tu bebé no prefiere ya usar un vaso o taza.

Baberos

No hacen falta mientras dure la lactancia materna. Ya los comprarás cuando llegue el momento, que el gasto inicial no es precisamente poco.

Portadocumentos

¿En serio?

Un bolso especial para la clínica u hospital (canastilla)

Y uno a juego para la mamá por supuesto…. No necesitas gastar el dinero en una bolsa especial, usa una bolsa que ya tengas o compra una que luego puedas usas para el cochecito o para las salidas. Aquí tienes más información y consejos para preparar la bolsa o canastilla del hospital.

Faja postparto

No sólo no la necesitas, sino que no debes usarla a no ser que tu ginecólogo u obstetra te recomiende lo contrario por una circunstancia especial. Usar una faja postparto provoca que los músculos abdominales no hagan su trabajo y a la larga no sostengan como deben sostener, por lo que conseguirás el efecto contrario al deseado.

Cosas de bebés caras e inútiles

Cuna de viaje

¿Viajas muy regularmente? ¿Y cuánto crees que vas a viajar con un bebé? Pues eso, que cuando viajes (si viajas) y si en el destino no te ofrecen una, ya la comprarás. Tenerla por si acaso es tontería.

Intercomunicador / vigilabebés

¿A cuántos metros de tu bebé dormirás? Si tienes una casa muy grande y con varios pisos, quizás se entiende, pero de lo contrario, carece de sentido.

Mochila o fular portabebés

Muy pocos papás los acaban utilizando. Cuando el bebé es muy pequeño, resulta difícil mantenerles cómodos. Cuando son más mayores, el peso lo complica. Si es verano, el calor lo descarta. Si estás convencido de querer usar uno, infórmate muy bien y compra uno de calidad.

Sacaleches eléctrico

Probablemente nunca necesitarás un sacaleches. O, por lo menos, no muy pronto. Y en caso que lo necesites, debes saber que un sacaleches manual extrae mucha más leche que uno eléctrico. Además, tu marcas el ritmo a tu comodidad y es ¡muchísimo más barato!

Esterilizador

El agua caliente y el jabón son suficientes. Sólo es necesario esterilizar antes del primer uso, y para ello son suficiente 5 minutos en agua hirviendo. Si esterilizas continuamente, estás limitando a tu bebé un contacto mínimo con ciertos microorganismos que, según ciertos expertos, puede ser perjudicial en un futuro, ya que no les inmuniza.

Robot de cocina para bebés

En cualquier caso, no lo necesitará antes de empezar con las papillas de verduras, algo que no suele ocurrir antes de los 4 o 6 meses. Y aun así, muchos papás los encuentran poco prácticos porque sólo permiten preparar pequeñas raciones.

Humidificador

A no ser que vivas en un clima muy seco, probablemente no lo usarás. Mide la humedad de tu casa antes de gastar el dinero inútilmente.

Una cuna convertible

Son muy bonitas, pero demasiado grandes para un bebé recién nacido, carísimas y totalmente innecesarias. El bebé necesita contacto, como el que tenía continuamente en el vientre materno. Un espacio demasiado grande en que no alcanza a tocar nada le creará ansiedad. Por no hablar del espacio que ocupan en la habitación. Los primeros meses tendrás suficiente con una minicuna o capazo, o con el colecho si lo prefieres. Cuando sea mayor, le podrás trasladar a una cuna e ir adaptando el mobiliario a medida que crezca. Además te aconsejamos comprar con un cojín antivuelco, ellos se sienten más recogidos y además eliminas el riesgo de que se dé la vuelta, con el riesgo de ahogo que conlleva. Por cierto, estos son los mejores sitios donde comprar y vender cunas y minicunas de segunda mano.

Un edredón o nórdico

Como sucede con las sábanas, los bebés no sólo no necesitan edredones, sino que son peligrosos para ellos.

Cinturón de embarazada

Será suficiente con pasar la cinta inferior por debajo de tu barriga y la superior por encima de ella. Ahórrate esos 40€ o 50€.

¡Compartir te hace mejor persona!

Leave a comment