Seguramente habrás oído muchas voces críticas sobre comprar cascos de moto de segunda mano. No les queremos quitar del todo la razón ya que siempre tendrá más garantías un casco nuevo que uno de usado (que además no sabes si ha sido tratado con cariño o a base de golpes).

Sin embargo hay muchas ocasiones en las que acudir a una app o web de segunda mano es una solución útil. Por ejemplo, si no te puedes permitir un gasto elevado o si buscas un casco específico bastante caro a un precio asequible.

Consejos para comprar un casco de moto de segunda mano

Nuestro primer consejo sirve tanto si quieres comprar un casco de moto usado como uno nuevo: elige un casco integral. Es el tipo más seguro, ya que protege toda la cabeza y la cara. Los abatibles también te permiten bajar la mentonera, así que ofrecen fiabilidad.

Cuando encuentres el casco que querías, te animamos a preguntar al vendedor sobre su antigüedad y qué uso se le ha dado. Te dará una idea sobre su estado. También pregunta sobre la talla, ya que no todos los cascos son igual de grandes.

Una vez lo tengas en tus manos, revisa que no tenga abolladuras, golpes, grietas o que los rasguños sean muy pequeños y no afecten al cristal delantero. Si está muy desgastado a simple vista, significa que también puede estarlo por dentro.

Y lo más importante de todo, pruébatelo. Póntelo y ajústatelo hasta que estés cómodo/a, procurando tenerlo puesto unos 10 minutos para comprobar si sientes alguna molestia. Agita también tu cabeza para asegurarte de que no te queda holgado, ya que no sería del todo seguro.

¿Cómo probar un casco de segunda mano si lo compro a distancia?

Si haces la compra personalmente, tan solo tienes que dedicarle un tiempo a revisar y probarte el casco. No quieras ir demasiado rápido por vergüenza o falta de tiempo.

Pero si la compra la haces a distancia, estarás pensando que “todos estos consejos están muy bien pero, ¿cómo reviso el casco antes que sea demasiado tarde?”. Está claro que el mayor temor es pagar, recibir el casco en casa y comprobar que no está en las condiciones que habías acordado con el vendedor.

 

Por suerte, LemonPay te trae la solución.

 

Usando nuestra app, tu pago no se ingresa directamente al vendedor, sino que se guarda en una cuenta aparte hasta que recibes el casco de moto en casa y compruebas durante 48 horas que todo está correcto. En caso contrario, puedes devolver el artículo de forma gratuita. ¿No te parece una opción más cómoda que quedar personalmente?

¿Dónde comprar un casco de moto de segunda mano?

En Internet puedes encontrar webs profesionales que venden cascos de moto de segunda mano. Sin embargo, para encontrar auténticas gangas debes explorar las plataformas de compraventa entre particulares.

Nosotros te recomendamos que busques en Milanuncios, una de las páginas con más artículos en venta de España. Puedes contactar con la otra persona mediante email o teléfono y pasarle este artículo sobre cómo funciona LemonPay para explicarle por qué es la forma más segura de hacer el pago y el envío.

Prueba la App Fratis

¡Compartir te hace mejor persona!

Leave a comment