Cristóbal Montoro anunciaba el 16 de noviembre que las compraventas entre particulares están sujetas al pago de impuestos, concretamente un 4% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Muchos lo han bautizado como el “Impuesto Wallapop”, por la fama que tiene esta app española de cosas de segunda mano, pero afecta todas las plataformas de ese tipo, como Milanuncios, Vibbo o eBay. Si quieres conocer los 10 mejores sitios para vender cosas de segunda mano, haz clic aquí.

A continuación vamos a desgranar cómo afecta este impuesto a los usuarios que usan las aplicaciones y de qué forma deberán afrontarlo.

¿Cómo y cuándo se debe pagar este impuesto en compraventas entre particulares?

No se trata de una coyuntura nueva. De hecho, Montoro explicó que hasta ahora ya se debían declarar las compraventas entre particulares, pero otra cosa es que los usuarios no lo supieran o hicieran caso omiso.

En concreto, se deberán declarar las ventas realizadas durante el ejercicio anterior en la próxima Renta mediante el Modelo 600 de la AEAT como transmisiones patrimoniales. En caso de haber una plusvalía, es decir, vender el artículo por encima del precio que se pagó por él, se deberá declarar como ganancia patrimonial en el IRPF. Quizás te parezca poco probable pero es algo común en arte y coleccionismo.

Se trata de un tributo autonómico que, por ejemplo, también grava las transmisiones de una vivienda o un coche de segunda mano. Aun así, la compraventa de productos en Wallapop, Vibbo, eBay, Milanuncios y demás está exenta de IVA siempre y cuando las dos partes sean particulares.

¿A partir de qué importe se debe pagar?

El impuesto por una compraventa entre particulares lo tiene que afrontar el vendedor sea cual sea el importe, es decir, sin un mínimo. Tanto si vendes una Thermomix TM5 de segunda mano como si te deshaces de unos pantalones viejos, deberás declararlo.

Se trata de un gravamen difícil de controlar pero, como ha explicado Expansión, Hacienda ya ha empezado a mover hilos y está pidiendo las bases de datos a las plataformas de compraventa entre particulares. Veremos en un futuro próximo si ese control será eficaz, si se acabará optando por gravar los pagos hechos dentro de las plataformas (como Wallapay) o si se optará por un sistema tipo módulos de IVA y se tendrán que pagar en función de la totalidad de objetos vendidos.

Leave a comment