La ropa usada ocupa un espacio que, en la mayoría de casas, molesta. Muchas veces da pena tirarla o donarla, ya que en su día te costó una cantidad de dinero importante. Así que la guardas en armarios o cajas a la espera que un día se te ilumine la bombilla y decidas ponértela otra vez, algo que sabes que no pasará. Con la aparición de las aplicaciones y webs de compraventa de productos de segunda mano puedes matar dos pájaros de un tiro: recuperar parte de tu inversión y hacer limpieza.

Cuando decides poner tu ropa a la venta, normalmente dudas de si se va a vender. Nosotros te recomendamos que pongas toda la que esté en buen estado a un precio bajo y ya verás como recibirás ofertas. Aun así, los tipos de ropa de segunda mano que te presentamos a continuación se venden mejor que otros en estas apps. Eso también quiere decir que se compran más, así que si encuentras una que te gusta date prisa, pero siempre siguiendo una serie de pasos para comprar de forma segura.

Ropa hippie

Si tienes por casa pantalones bombachos, faldas largas, anchas y estampadas o vestidos retro de tu época hippie, debes saber que se venden muy bien. Los precios que se ponen no suelen ser caros, así que estudia un poco tu competencia antes de poner el anuncio.

Ropa ibicenca

Esos vestidos, camisas, sandalias y pantalones blancos como la nieve también tienen un fuerte tirón en el mercado de segunda mano. Ahora que llega el verano, los sitios de playa como Ibiza se llenan de fiestas donde se debe ir vestido completamente de blanco, algo que no todo el mundo tiene en su armario. Por eso comprarla usada suele ser una buena decisión, sobre todo si solo te la vas a poner un día. Eso sí, si la vas a vender, límpiala con uno de esos detergentes blanqueadores.

Ropa militar

Un tipo de ropa que parece que no pasa de moda es la militar. Aquellas chaquetas, camisetas y pantalones que imitan un estampado de camuflaje militar son muy buscadas, sobre todo las tallas de niños. Incluso los disfraces de militar son muy recurrentes, ya que no se necesitan demasiados adornos.

Ropa pádel de mujer

La ropa de pádel sí que es un tipo de prenda bastante reciente. El tirón que tiene este deporte, tanto en hombres como en mujeres, lleva a que mucha gente busque su ropa y complementos en apps de segunda mano. Además, en el sector femenino hay más variedad de ropa de pádel, ya que se incluyen vestidos o faldas. Si empezaste con el pádel y no te gustó o tienes prendas de sobra, que sepas que te las quitarán de las manos.

Ropa gótica

Si antes hablábamos de la ropa ibicenca de un blanco nuclear, ahora pasamos al otro extremo con la ropa gótica. Todo tipo de prenda completamente negra, como mucho con detalles rojos y dibujos de calaveras, también se busca mucho. Si has dejado atrás esta época y tienes la ropa en buenas condiciones, puedes darle salida fácilmente.

Ropa premamá barata

Finalizamos con la ropa premamá, para la que necesitaremos tres pequeños apartados, ya que hay varios tipos de búsqueda de este tipo de prenda. Uno de los más habituales es la ropa premamá barata en general. Se trata de embarazadas que no quieren gastarse mucho dinero en ropa que en poco tiempo no van a usar más. Así que si pones tus prendas a la venta tiradas de precio, te las van a comprar seguro.

Ropa premamá Kiabi

Por otro lado tenemos la ropa premamá de Kirabi, una marca que fabrica prendas para embarazadas que están a la moda. Se trata de ropa premamá barata pero que, además, tiene buena fama, así que puedes aprovechar para recuperar gran parte del dinero que pagaste en su día.

Ropa premamá H&M

Por último, una de las marcas más conocidas por su ropa premamá es H&M. Son vestidos, camisetas y pantalones cómodos a la vez que actuales. Como existen muchas tiendas físicas, puede que alguna mujer vea una prenda y, antes de comprarla nueva, busque si está en alguna web o aplicación de segunda mano. Si está tu ropa allí, te la va a comprar.
Recuerda que para comprar y vender de forma segura en este tipo de mercados online de segunda mano cuentas con LemonPay. Permite enviar y recibir envíos desde cualquier parte de España, así como pagar y cobrar de forma segura. El funcionamiento es sencillo: El comprador paga a una cuenta ajena y ese dinero no se transfiere al vendedor hasta que el producto llega a su destino y se ha comprueba que es como se quería. Así es imposible que un vendedor se quede tu dinero y no te envíe nada.

Prueba la App Fratis

Leave a comment