Louis Vuitton es una de las marcas de moda más prestigiosas del mundo. Llevar el logo de la característica “LV” en un bolso, unos zapatos o cualquier accesorio es sinónimo de buen gusto y eleva el caché de cualquiera. Sin embargo, conseguir este status tiene un elevado precio que no pueden soportar todos los bolsillos.

La mejor solución pasa por comprar un Louis Vuitton de segunda mano en sitios como los que ya te explicamos en este artículo sobre dónde comprar y vender bolsos de segunda mano. Hay mucha gente que decide vender sus piezas para recuperar parte del dinero que pagaron en su día y tú puedes aprovecharte de esa rebaja para conseguir lo que estabas buscando.

Eso sí, no podemos olvidar que entre los supuestos vendedores puede haber alguno que quiera estafarte, ya sea colándote una falsificación o pidiéndote el dinero por adelantado sin enviarte nada a cambio. En este artículo te vamos a explicar cómo comprar un Louis Vuitton de segunda mano original de forma segura y económica. Si sigues nuestros consejos, no tienes por qué preocuparte.

¿Cómo saber si un Louis Vuitton de segunda mano es original?

Que te cuelen un bolso comprado en un top manta diciéndote que es original es uno de los mayores temores que surgen al querer comprar un Louis Vuitton de segunda mano. Para evitarlo es necesario saber en qué fijarse detenidamente.

Lo primero que debes comprobar es si ese bolso existe, ya que podría tratarse de un bolso inventado, aunque sea solo por el lugar donde se halla una cremallera. En la página oficial de Louis Vuitton podrás comparar los diseños.

Lo siguiente en lo que tienes que fijarte es en el logotipo. La V siempre estará por encima de la L y la L quedará en la parte inferior izquierda. Parece increíble pero muchas falsificaciones se descubren observando el logo y si no es como el auténtico, no hace falta que sigas mirando mucho más.

Busca en el interior la etiqueta del Made in y comprueba que han sido realizados en Francia. Solo los antiguos pueden haber sido fabricados en España, Suiza, Alemania, Italia o Estados Unidos. Cualquier otro país que aparezca te revela que es falso. Además fíjate en que se usan letras mayúsculas y una tipografía que deja poco espacio entre letra y letra y con las “O” muy redondas.

También te dará información el código de fabricación, que se suele encontrar detrás de una de las anillas del bolso, y que debe estar formado por 2 letras seguidas de 4 números.

Las anillas y los cierres están hechos de metal o de oro. Las falsificaciones, en cambio, suelen usar plásticos pintados de color dorado. Ni el forro interior ni las asas pueden estar recubiertas de ningún plástico protector, ya que están hechas de tela de calidad o de cuero.

Por último, ten un poco de sentido común. Los bolsos de Louis Vuitton son de muy alta calidad, así que es sospechoso que tengan muchas costuras en mal estado, por ejemplo. Y tampoco te dejes engañar por unos precios demasiado bajos. ¿Quién vendería un bolso de 1.500€ a 50€?

¿Cómo hacer un pago y un envío seguros?

Queda claro que para revisar si un bolso de Louis Vuitton es original o no, hace falta tenerlo en las manos. Para ello solo tienes dos opciones: quedar personalmente y pedir paciencia al vendedor para comprobarlo todo o comprarlo a distancia y usar LemonPay.

Con LemonPay tu pago no se ingresará al vendedor hasta que tengas el bolso en tus manos y lo revises durante 48 horas. Si no es como habías acordado con la otra persona, podrás realizar la devolución de forma gratuita. Del envío también se encarga LemonPay 😉

Prueba la App Fratis

¡Compartir te hace mejor persona!

Leave a comment